jueves, 9 de mayo de 2013

Posibilidad de toxicidad al tomar la hoja entera (con piel) de Aloe vera

En internet está la información del libro del fraile Romano Zago. Este fraile asegura que una receta elaborada a partir de aloe vera sólo sin las espinas, miel y aguardiente se pueden tratar muchas enfermedades.
El hecho es que esto supone la ingestión de la parte más externa de la hoja, con lo que se están comiendo determinadas sustancias que, según diversos artículos, son tóxicas.
De hecho, he encontrado que al vender hoja entera por internet te dicen la advertencia de que debido a que contiene aloína, sólo está permitida la hoja entera para uso externo.

Preparación: Para la extracción de su gel, se recomienda cortar los bordes de la hoja, donde se encuentran las puas y deshechar dichos bordes, cortar los extremos de la hoja y deshechar también. Solo quedará retirar longitudinalmente la piel de la hoja, quedando así un filete de gel que nos servirá tanto para su uso directo sobre la piel como para realizar los preparados que necesitemos.

ADVERTENCIA: Debido al contenido de ALOINA que presenta la piel de la hoja, solo debe ser consumida para uso externo ( aplicación de su gel en la piel) . Las AUTORIDADES SANITARIAS prohiben la venta de las hojas para uso interno (queda prohibido el uso oral).
Queda por saber si es éste el único compuesto que se considera tóxico de la hoja entera de Aloe vera y si éste resulta tóxico sólo aislado o bien resulta tóxico también cuando se toma en forma de la hoja entera.

Por lo que he leído el peligro puede estar en la ingestión de unas sustancias denominadas antraquinonas, que no son ingeridas si se toma sólo la parte interna de la hoja (sin tocar la parte verde). En muchos de los artículos que he leído hablan de su peligrosidad, pero creo que también he encontrado que se usan como laxantes en medicamentos. En el pdf que colgué sobre artículos científicos sobre Aloe vera, del que no puedo afirmar que todo sea cierto, comentaba que la toxicidad sólo se había probado si se tomaban esas sustancias de manera aislada, por lo que al tomar la planta entera, como propone el fraile Romano Zago, no se consideran tóxicas. Pero todo esto no son afirmaciones, sino que es necesario buscar más información para comprobar si esto es cierto.


Josep Pàmies la aconseja tomar con la hoja entera (sólo sin las espinas) licuada como lo dice el fraile Romano Zago para casos graves de cáncer. Hay mucha gente que dice que es algo muy terapéutico, pero como ya he dicho hay que ser cautos e investigar para saber si una persona debe o no tomar este remedio. Recomiendo preguntar a la dolça revolució si os encontráis indecisos, a vuestro médico e intentar contactar con personas que lo hayan probado (aunque es dificil distinguir a los estafadores).


No hay comentarios:

Publicar un comentario